0

10+1 pasos para conseguir que tus hijos donen juguetes antes de Navidad

¡Oh, la Navidad! Esa época llena de amor, cariño, comida… ¡y juguetes!!! Muchos juguetes. Los padres se llevan las manos a la cabeza pensando en dónde puñetas van a meter todo lo que les van a regalar a sus hijos… ¡si apenas les cabe lo que tienen ya!! ¿La solución? Donar los juguetes que nuestros hijos ya no necesitan. Pero ¿cómo conseguirlo sin crearles un trauma?

 

Muchas veces el trauma lo tenemos más los adultos en la cabeza que los niños en la realidad.

La mayoría de nosotros (hoy adultos) hemos sido criados en una mentalidad de escasez: «no lo tires, guárdalo por si acaso», «¿cómo vas a tirar esa figurita? ¡Fue un regalo de la tía Matilde!», «si tú no lo quieres, dámelo, que ya le encontraré apaño…». Todas estas frases tienen el trasfondo de milenios de evolución con un mensaje claro: «Nunca se sabe cuándo te vas a ver sin nada».

Así que, por supuesto, acumulamos. Y, encima, asociamos los regalos materiales con amor y cariño.

Normal que nos suponga un trauma hacer limpieza, y más de juguetes (que casi siempre son regalos).

Pero debemos darnos cuenta de que hoy en día esto ya no tiene sentido. Los objetos han pasado a ser algo molesto, que nos invade el espacio vital y que nos quita libertad (por no hablar de la cantidad de recursos naturales y humanos que requieren para su fabricación, transporte, comercialización…).

Nuestros hijos, al igual que se relacionan con la tecnología con total naturalidad, están preparados para una mentalidad minimalista. Solo necesitan que nosotros, los adultos, les demos ejemplo.

Sigue estos pasos y tendrás vía libre para hacer una limpieza de juguetes de 10.

1. Destierra de tu cabeza toda idea de trauma.

Para tus hijos no es ningún problema deshacerse de juguetes. Y para ti tampoco. Punto.

2. Decide qué vas a hacer con los juguetes que ya no quieran tus hijos.

Se pueden donar a una asociación benéfica, regalar a hermanos o primos más pequeños, a centros educativos que los acepten o incluso pueden venderse de segunda mano. Ayudar a otros siempre es una gran motivación para desapegarse de algo, así que, ante la duda, siempre donación. Si va a haber varias opciones, coloca en la habitación varias cajas con carteles para ordenarlos en el momento.

3. Explícales los motivos.

Los juguetes, igual que la ropa, también se nos quedan pequeños, y hay que quedarse con los que realmente utilizamos, por espacio, por tiempo, por limpieza y también porque otros niños podrán disfrutar de juguetes que ellos ya ni recuerdan que tienen.

4. Haz la selección con ellos.

Ni se te ocurra hacerla a sus espaldas. NUNCA. Hazles partícipes de las decisiones que se toman en la casa y, especialmente, en las relacionadas con sus cosas. Les estarás dando poder e independencia.

5. Deciden ellos.

A veces el Scalextric o el puzzle nos hacen más ilusión a los adultos que a los niños. Si para ellos no es especial, pero para nosotros sí, podemos decidir guardarlo (piénsalo bien!!), pero nunca les obliguemos a quedarse algo de lo que estaban dispuestos a desprenderse.

6. Pon límites.

Si tienes un hueso duro de roer que no quiere deshacerse de nada, pon límites. Por ejemplo, «puedes quedarte con 10 coches» o «6 Barbies son suficientes». Negocia si es necesario, y así sentirá que está siendo partícipe de la decisión.

7. Sin prisa pero sin pausa.

Este proceso, sobre todo si es la primera vez que lo haces, será lento. No presiones, pero tampoco dejes que se pongan a jugar. Establece objetivos pequeños (un cajón, una balda…) y celebra cada vez que terminéis uno. Antes de pasar al siguiente, pregúntales si están cansados. Si es necesario, reparte la tarea en varios días.

8. Aprovecha para ordenar y categorizar.

Si los juguetes están correctamente separados (los bloques de construcción por un lado, los coches por otro, los muñecos por otro…) y tus hijos pueden identificarlos con facilidad (por ejemplo, con dibujos pegados en los cajones), solo sacarán lo que quieran en cada momento. Así que aprovecha este momento para ordenar por categorías y te ahorrarás muchos problemas en el futuro.

9. Ellos entregan.

Una vez hayamos hecho la selección, si es posible, que tus hijos te acompañen a donar los juguetes a sus receptores, ya sean sus familiares, amigos o a una asociación benéfica. Si utilizas el formulario de Tablón de Anuncios, es posible que alguien recoja las cajas en tu casa. Si puede ser, procura que estén presentes en ese momento para que puedan sentir la satisfacción de hacer feliz a otra persona.

10. Enséñales a cuidar las cosas.

Si tus hijos son descuidados, es posible que muchos de los juguetes no se hayan podido donar por estar rotos. Aprovecha para inculcarles valores de cuidado de los objetos. Explícales lo que cuesta fabricarlos, lo delicado que es el ecosistema, y lo afortunados que somos por poder disponer de tantos juguetes. Les estarás haciendo un gran favor.

+1. No permitas que se vuelva a la casilla de inicio.

Los abuelos, tíos, primos y amigos tienen también esa mentalidad materialista de la que hablábamos al principio. Habla con ellos para explicarles el trabajo que estás haciendo con tus hijos y lo importante que es para ti que no acumulen tantos juguetes. Hay varias estrategias para conseguir que todos reméis en la misma dirección… pero esto ya es otra historia.

 

Este artículo se ha realizado en colaboración con Tablón de Anuncios para dar a conocer su campaña de Navidad «Dona Juguetes, regala ilusiones».

El servicio de donaciones de Tablón de Anuncios te permite ofrecer lo que tienes para donar a varias asociaciones sin ánimo de lucro. Serán las propias asociaciones las que evalúen si les interesa tu donación y, así, podrás asegurarte de que tus cosas van a ser útiles de verdad.

Además, si quieres, irán a recoger tu donación a tu domicilio, para que no tengas que ocuparte de transportarla.

Es una iniciativa que hace más fácil y más útil la donación, así que no dudes en probarla.

  • Share post

Gritona, optimista y dicharachera. Mi tema de conversación preferido son los viajes, mejor cuanto más lejos y más baratos. Adoro ir al cine, pero voy poco (snif). Me pierden los gatos. Siempre tengo un nuevo proyecto, viaje o cambio de decoración en la cabeza. ¿Me sigues el ritmo?

  • Awesome post! Keep up the great work! 🙂

  • Great content! Super high-quality! Keep it up! 🙂

  • >

    Únete a la #baransunews y empieza a organizarte mejor. Pero ahora de verdad.